FANDOM


Dennis Hall
Wind in your hair by xPorcelainHeartx
Género
Masculino
Edad
Estado
Asesinado
Color de pelo
Negro
Ocupación
Templario
Agente de La Sociedad de la Niebla


Dennis Hall es el nombre de uno de los últimos Templarios, así como miembro de la Brigada 414 a disposición de La Sociedad de la Niebla. Originario del estado de Vermont donde no era más que un vagabundo, es reclutado por La Comisión Secreta debido a sus fuertes dotes mágicos, obligándolo a abandonar a su familia. Aparece en La Comisión Secreta: Memorias y es mencionado en reiteradas ocasiones en El Reino Perdido del Preste Juan.

Descripción Editar

Es descrito como un hombre de cara alargada, arrugas prematuras, cabello negro bastante largo usualmente acomodado en una coleta con unos cuantos mechones cayéndole sobre la frente. Sus ojos son de un color casi absolutamente negro, aunque bastante cálidos y pasivos. Posee una complexión física bastante conservada teniendo en cuenta su edad.

Su personalidad es bastante bondadosa, simpática y entusiasta, llevándose en absoluta armonía con el resto de sus colegas de brigada, a quienes considera más que compañeros, verdaderos amigos, apoyándolos no solamente en las cuestiones del trabajo. Durante las misiones es una persona bastante cautelosa que a menudo no demuestra piedad contra sus enemigos, aunque en el fondo siempre se esfuerza por capturarlos vivos y con el mínimo daño.

Debido a sus poderes mágicos, Dennis fue reclutado prácticamente a la fuerza por La Comisión Secreta, de modo que se vio forzado a abandonar a su hija y nietas, de quienes se acuerda en todo momento, no perdiendo la esperanza de poder regresar con ellas.

Biografía Editar

Años tempranos Editar

Dennis Hall fue abandonado desde bebé en una canasta a orillas del Lago Champlain, en Vermont sin nada más que una sabana y una enigmática carta que decía lo siguiente:

"Lamento que las cosas hayan sucedido así, pero nadie es dueño de su propio destino. Ésta carta deberá pasar de generación en generación por la familia porque es la llave de nuestra supremacía.

Lo primero es que lamento decir que nuestra familia carga con una terrible peso desde el día en que la Sirena del Árbol despertó de su largo sueño. Ella quiere todo y no quiere a nadie. No debemos de vagar solos por ningún lado. Permanezcan unidos o de lo contrario será la marca para que la Tercera Edad dé inicio.

Los siervos de lo oscuro de despertarán algún día para que aquella que habita en la penumbra y vacío pueda armar nuevamente su ejército. Su comandante será un traidor a su propia sangre y será llamado Lobiron, quien a través de la luz de la Verdad conseguirá abrir el portal que conduce a la destrucción a través del reino en donde ningún mortal estará incluido. Para eso, necesita de la tierra de los tres lugares sagrados condensados en el mundo de los Templarios, que juntos formaran el reflejo bendito y reverberante.

Por eso necesita la sangre de la Descendencia que liberará la carne de nuestra generación, sólo ésta podrá encontrar a la Tierra Perdida desde donde se tocará la Trompeta Final y revelará a la Verdad más oscura que la Vida jamás haya engendrado…"

Con la plena certeza que la carta no era más que una sólida evidencia que sus padres eran unos adictos, Dennis tuvo que criarse en las calles de los suburbios en la forma de un miserable vagabundo, siempre oponiéndose a la idea de recurrir a medidas fuera de la ley para poder subsistir, optando por hacer pequeños trabajos mal remunerados.

En el mes de octubre del año 1974, Dennis recibe la noticia de que tenía una hija perdida, sin duda producto de uno de sus enredos con las chicas con las que a menudo compartía techo para no congelarse. En un principio, Dennis decidió que lo mejor era ignorar la noticia, pues sin un trabajo ni dinero no tenía nada que ofrecerle a su hija más que pena, sin embargo en el fondo se sentía bastante preocupado, puesto que sabía lo que era sentirse despreciado por tu propia familia.

Como hacía a menudo, Dennis fue a meditar a las orillas del Lago Champlain donde avistó a un monstruo lacustre con forma de una gigante serpiente gris, un legendario críptido conocido como Champ. Los avistamientos se prolongaron por toda una semana, de modo que Dennis acudía a las orillas del lago para contemplar a la misteriosa criatura. Al enterarse de la llegada de un famoso periodista llamado Walter Hard de la prestigiosa revista Vermont Life, Dennis decidió que podría informar de sus avistamientos a cambio de una remuneración económica.

Llegado el momento, Dennis se encontró con Walter en las orillas del lago por mera casualidad. No desaprovechando la oportunidad, Dennis hizo un trato informal con el periodista, diciendo que sí le mostraba al monstruo del lago, él debería ganar cierta parte de las ganancias una vez que se convirtiera en atracción turística. Creyendo que era una broma, Walter aceptó y ante sus anegados ojos, la criatura emergió del lago.

Cumpliendo con su palabra hasta el último momento, Dennis percibió buena parte de las ganancias de lo recaudado por la particular atracción turística que resulto todo un éxito, por lo que consiguió comprar una casa modesta a las orillas del mismo lago y luego localizar a su hija, Sandra Hall, quien se fue a vivir con él.

Treinta años después, con una situación económica estable, Sandra tuvo dos hijas, Melissa y Marcella Heylen, producto de una relación con un forastero irresponsable, quien huyó en cuanto sintió las responsabilidades, haciendo que Dennis se ocupará en buena parte de criarlas, haciéndolo sumamente encantado. Sin embargo, los avistamientos de Champ cayeron abruptamente, deteniendo las entradas de dinero y poniendo a Dennis en una delicada situación ahora que debía de mantenerse no solamente a él mismo, sino a su hija y sus dos nietas.

Nuevamente reflexionando a orillas del lago es cuando Dennis tiene su primer encuentro con la Comisión Secreta; dos agentes acuden a buscarlo por órdenes de Colin Ashfield, revelándole parte de sus orígenes y de sus poderes como Templario. Sin tener muchas opciones, Dennis acude a su casa para avisar que irá a dar un paseo en lancha sobre el lago en compañía de los dos agentes, a sabiendas que probablemente sería la última vez que estaría en su hogar. Sin tener otro remedio, Dennis es reclutado en La Comisión Secreta y se informa de su presunta muerte en un accidente del lago a su hija, Sandra.

En La Sociedad de la Niebla Editar

Gracias al legado de sangre real con propiedades mágicas únicas en el mundo de lo oculto, Dennis es mandado a las filas de La Sociedad de la Niebla por decisión del señor Ashfield y el Secemere, donde es sometido a una serie de entrenamientos para despertar por completo sus poderes mágicos. Una vez preparado, es mandado a la Brigada 414 al mando de Crescentia Sparrow, con quien forja una fuerte amistad, dado que comparten el hecho de tener que abandonar a sus familias para realizar sus misiones.

El incidente de Lovisse Editar

Dennis es el primero en enterarse de la situación de Lovisse incluso antes de que sea informada su líder gracias a sus poderes, de modo que es el primero en llegar al cuartel de la brigada. Una vez reunido todo el equipo, durante la junta con el Secemere, quien explica la situación de toda la población de Lovisse desaparecida en menos de una noche, Dennis emplea sus poderes para intentar localizar algún sobreviviente en la ciudad, percibiendo una enorme cantidad de magia dispersa por todas las calles, ayudando a identificar a los responsables del ataque como los elfos blancos.

Con el objetivo de rastrear supervivientes y detener la invasión de los elfos hacia la Iwadame Urbana que yace debajo de Lovisse, Dennis es mandado junto con su brigada en un helicóptero. Apenas al llegar al territorio de la ciudad, el helicóptero se ve atacado por la poderosa magia de Photius Dalziel, el líder del movimiento élfico. Es Dennis quien hace uso de sus poderes para disipar el encantamiento y rescatar a todos sus amigos, a cambio de que queden dispersos por las calles.

Dennis cae al lado de Crescentia Sparrow y juntos comienzan a recorrer las calles, donde no tardan mucho en encontrarse con varios dragones europeos venenosos, a los cuales se enfrentan. Dennis hace gala de sus poderes, confundiendo a varios dragones para obligarlos a atacarse entre sí y de éste modo seguir avanzando en dirección a la Iwadame. Una vez llegados al edificio que resguarda la estructura por debajo de sus cimientos, son emboscados por Tindra, una elfa al servicio de Photius, pero Dennis consigue inmovilizarla y empezar a interrogarla para averiguar las verdaderas intenciones del enemigo, aunque se ve interrumpido por la llegada de un nutrido grupo de elfos liderados por Photius, quienes lo toman a él y a Crescentia como prisioneros para conducirlos ante su líder.

Una vez dentro del edificio y frente a Photius, Dennis consigue arrojar su encantamiento de confusión para hacer que los elfos se ataquen entre ellos y así aprovechar la trifurca para escapar junto con Crescentia. Sin embargo, Photius intenta detenerlos, teniendo lugar un enfrentamiento donde Dennis comprueba que la magia del elfo está prácticamente a la par de la suya, de modo que optan por adentrarse ellos dos al interior de la Iwadame con intención de poner a salvo las reliquias élficas que el enemigo está buscando. En el camino al descenso para llegar, Dennis se las arregla para romper el encantamiento de protección principal de la Iwadame, logrando de éste modo entrar al complejo de cuevas.

Una vez dentro, Dennis tiene una fuerte premonición tanto de su propia muerte como de la de Crescentia si continuán avanzando. Pese a la advertencia, Crescentia lo alienta para seguir adelante, argumentando que será la primera vez que sus premoniciones se equivocan. Los dos agentes recorren la Iwadame, sorteando varios encantamientos protectores para mantener alejados a los intrusos. Así hasta llegar al corazón de la Iwadame, donde son sometidos a una terrible prueba donde tanto Crescentia como Dennis (aunque éste último no es descrito) enfrentan a una entidad con la apariencia de sus primogénitos.

Pasada la última prueba, Dennis y Crescentia logran abrirse paso hasta la cámara donde se encuentran las armas élficas selladas en su forma basal. Los agentes las recogen, pero inmediatamente son atacados por Carmine Farwell. Por primera vez en su vida, Dennis experimenta un miedo al caer en cuenta de la cantidad de oscuridad en el alma de su enemigo. Pese a ello, él junto con Crescentia le hacen frente en una encarnizada batalla donde pese a sus esfuerzos, Dennis es empalado por la espalda, cayendo derrotado.

Satisfecho con su trabajo, Farwell toma las armas élficas y se va del lugar, creyendo que ambos agentes perderán sus almas, consumidas por los efectos de las Espadas Gafura. Sin embargo, Dennis hace uso de sus últimas fuerzas para liberar el alma de Crescentia para que pueda trascender después de la muerte. Luego de hacer eso, Dennis muere finalmente en el interior de la cámara de la Iwadame, perdiendo no solamente su vida, sino también su alma.

Habilidades Editar

Gracias a sus poderes como Templario, Dennis rara vez hace uso de armas para defenderse en sus misiones, siéndole suficiente el emplear su magia. Entre sus varias habilidades, destacan:

  • Control mental. Dennis es capaz de controlar varias formas de vida únicamente con posar su mirada sobre ellas para manipularlas durante un tiempo limitado, probablemente ésta fue su primera habilidad al hacerlo con Champ en Vermont cuando era apenas un adolescente.
  • Premonición. Dennis puede percibir eventos que tendrán lugar en un futuro cercano con bastante precisión, como el hecho de su propia muerte.
  • Leer la mente. Habilidad que al parecer está siempre activada, Dennis es capaz de escuchar los pensamientos de cualquiera que esté a su alrededor, aunque a menudo finge no tener esta capacidad para no incomodar a los demás, como es en el caso de Arthur Fletcher a la hora de jugar ajedrez.
  • Viaje astral. Cerrando los ojos y concentrándose en el nombre de un lugar, Dennis es capaz de poder visualizarlo en tiempo real, así como de localizar objetivos con una precisión absoluta, aunque es una de sus habilidades más desgastante.
  • Bloqueo de artes oscuras. La magia de Dennis es capaz de deshacer otros conjuros menos poderosos como hizo con varios de los ataques de los elfos blancos durante la misión de Lovisse.
  • Contacto. En situaciones complicadas, Dennis puede hacer uso de ésta habilidad que le permite elevar la temperatura de las palmas de sus manos por encima del punto de ebullición sin sufrir ningún daño a él mismo, pero sí ocasionando severas quemaduras a todo lo que toca, ocasionando la salida de enormes ampollas a sus blancos.
  • Curación. Dennis es capaz de curar lesiones moderadas a graves y algunos venenos potentes con tan sólo colocar sus manos encima de la parte afectada. Es importante destacar que no puede curarse a sí mismo.

Batallas Editar

Dennis Hall & Crescentia Sparrow VS Dragones Europeos Venenosos: VICTORIA

Dennis Hall & Crescentia Sparrow VS Tindra: VICTORIA

Dennis Hall & Crescentia Sparrow VS Photius Dalziel: INDETERMINADA

Dennis Hall & Crescentia Sparrow VS Carmine Farwell: DERROTA Y MUERTE

Trivia Editar

  • Dado que perdió su alma, esa es la razón por la que incluso ni Melissa Heylen puede contactarlo después de la muerte.
  • Su apariencia física es bastante parecida a la de Lobiron, compartiendo algunos de sus poderes mágicos.
  • Ha sido, junto con Crescentia Sparrow y Xenón Prochorus, de los únicos que ha sido capaz de herir realmente a Farwell en batalla, llegando a sacarle ampollas con su encantamiento contacto.
  • Dennis conoció a través de sus sueños a sus nietas ya crecidas, reforzando su creencia de que no quería que tuvieran nada que ver con la Comisión Secreta, motivo por el cual siguió fingiendo su muerte.